Los alumnos de 4º de Primaria hemos ido de excursión a Canfranc, ¡hemos dormido allí y todo! Bueno, dormir, lo que se dice dormir… Antes de llegar a nuestro destino hicimos una breve parada en Jaca. Allí participamos en una visita dirigida por los monitores para aprender los monumentos y lugares más emblemáticos de la ciudad. Después pudimos comer todos juntos en la Ciudadela, con un día fresco pero muy soleado. Una vez en Canfranc, nos llevaron a hacer un reconocimiento del pueblo para situarnos y aclimatarnos al “frescor pirenaico”. Durante ese rato no pudimos controlar la tentación de tirarnos bolas de nieve acumulada en las calles. Tras el reparto de habitaciones disfrutamos de una actividad interactiva sobre la apicultura. Con la abeja como protagonista aprendimos sobre ellas y sus beneficios. ¿Sabíais que hay más clases de abejas que de pájaros? ¿Y que de ellas además de obtener miel, también recolectamos propóleo, cera, jalea real, polen…? 

Antes de cenar también participamos en juegos a través de los cuales conocimos más en profundidad la flora y fauna del entorno de Canfranc. Después de recuperar fuerzas cenando una sopa riquísima, nuestros monitores nos prepararon un gran concurso, Furor, que se alargó hasta bien entrada la noche. A la mañana siguiente, y para finalizar, hicimos una pequeña caminata, con cierto respeto de la lluvia. Atravesamos espesos bosques para conocer un antiguo herbario abandonado que se utilizó para repoblar los bosques del valle. Durante el recorrido aprendimos a orientarnos en el bosque y percibirlo a través de los sentidos y, por supuesto, realizamos muñecos de nieve antes del regreso al albergue para comer.

Ha sido una experiencia única, muy positiva e inolvidable, llena de buenos y divertidos momentos de convivencia.