El viernes pasado los astronautas de La Salle Montemolin llevaron  los ritmos más festivos del carnaval hasta la Luna. Allí bailaron y rieron en una fantástica tarde de diversión.