Ayer por la mañana las clases de 3º de Infantil y las de Primaria, divididas en ciclos, nos juntamos en la capilla y recibimos una visita sorprendente. Un ángel venido de Belén nos trajo unos mensajes muy especiales, enviados por un niño cuyo nacimiento vamos a celebrar en breve. El primer mensaje nos recordó la importancia de expresar nuestro amor a los más cercanos y también la solidaridad con los que menos tienen; el segundo mensaje, nos animó a ser personas luminosas, que desprendan buen rollo;  y el tercero, la necesidad de incorporar el silencio a nuestra vida para mirar en nuestro interior, serenarnos y vivir con atención cada momento.

Por su parte, los alumnos de 1º y 2º de Infantil acudieron por la tarde a celebrar la Navidad con una sencilla oración, además de cantar y bailar algunos villancicos.

En los días pasados, como culminación del proceso de Adviento en Secundaria, han tenido lugar sus celebraciones de Navidad por niveles. Compromiso, luz, ofrenda, acogida, oración,… han sido algunas de las claves que han permitido a los alumnos aproximarse desde una raíz más profunda al misterio de la Navidad. Solo desde ahí se puede caer en la cuenta de que tú también eres Navidad si dejas espacio en ti para que nazca algo nuevo.