Los padres asistentes a la charla hemos pasado una tarde de reflexión con la psicóloga y psicoterapeuta Beatriz Palacios. Como siempre,  ha derrochado energía e ilusión y nos ha lanzado un sinfín de preguntas.

Tras tomar conciencia de nuestras propias fortalezas como la gratitud, el perdón, el optimismo, la valentía, la vitalidad,…nos ha ayudado a dirigir una “mirada apreciativa” a las de nuestros hijos.  

Somos sus modelos y por tanto aprenden de lo que decimos, pero sobretodo de nuestras actuaciones y reacciones. Es necesario que los reconozcamos, los valoremos y los estimulemos desde lo positivo. Y, si es necesario, hemos de corregirles con firmeza pero siempre desde el amor.

“Una vez más, formarnos como padres supone garantizar el futuro de nuestros hijos”.