Este programa, que se imparte en todas las etapas educativas del Colegio, está orientado a educar en la competencia de aprender a ser, de modo que las personas de nuestro centro:

  • sean cada vez más reflexivas,
  • opten con criterios éticos,
  • lean la realidad desde un plano más allá de lo anecdótico,
  • ganen en la dimensión y expresión simbólica,
  • sean capaces de integrar el silencio en sus vidas, de manera que puedan abrirse a la alteridad y a la trascendencia,
  • y cultiven una interioridad que los mueva al compromiso.

En este apasionante viaje a través de nuestra interioridad cuidamos especialmente….

  • El trabajo corporal, que nos permite tomar conciencia de lo más íntimo de nosotros mismos, para así comunicarnos con mayor calidad y calidez con cuantos nos rodean, y nos facilita el encuentro con nuestro yo profundo.
  • La integración emocional, que nos ayuda a expresar sentimientos y emociones, a valorar nuestras potencialidades, a aceptar carencias, a compartir dudas y miedos.
  • Apertura a la trascendencia, que a través de dinámicas de silencio, admiración, agradecimiento, misterio, meditación…, suscita preguntas de fondo y de sentido y vivencias que lleven a la experiencia del Absoluto.

En esta sociedad de velocidad y ruido, de avances tecnológicos que facilitan nuestra vida, pero donde siempre nos falta el tiempo…descubrimos la necesidad de detenernos y ver qué ocurre en nuestro interior.

Desde La Salle pensamos que la escuela tiene que dar respuesta a este momento y a estas situaciones que vivimos y HARA es nuestra apuesta concreta para hacer que esto sea posible.