La Comunidad Educativa de La Salle Montemolín es conocedora de la existencia de un grupo alternativo, que abrigado por la clandestinidad e impulsado por su amor a las letras realiza acciones propias de comandos literarios que actúan con una impunidad delirante. Estamos hablando, lo sabemos todos, de la Liga de la Justicia Poética.

Las alarmas han saltado (nunca mejor dicho) y en las renovadas instalaciones de nuestro centro hemos encontrado un informe perdido en un descuido imperdonable por los agentes secretos de esta sociedad en lo que parece haber sido su última acción literario-justiciera.

Aunque ya estemos acostumbrados a sus incursiones creemos que debemos exponer a todos vosotros este documento integro (encontrado, por casualidad, en la Biblioteca Escolar del Colegio La Salle Montemolín) dejando a vuestra libre y madura interpretación las posibles conclusiones que extraigáis de su lectura.

Informe confidencial 26102019LJP

Reunidos la mayoría de los agentes valoramos la realización de las diferentes acciones reivindicativas realizadas en la noche del 25 de octubre y la madrugada del día siguiente.

1 Esta actividad no hace más que reforzar nuestro camino iniciado ya en el año 2017, dos años de clandestinidad buscada y celebrada.  Lo hemos vuelto a  hacer una vez más incluso sabiendo que era imposible.

2 El grupo sigue creciendo y se fortalecerá con todos los alumnos de E.S.O. que quieran participar. Queremos prestar especial atención en la captación de alumnos de 1º de E.S.O., son unos grandes lectores. La idea de publicitar las bases de nuestro sentir literario con una pancarta recordándoles la vía de contacto (correo electrónico dirigido a laligadelaljusticiapoetica@gmail.com) puede ser el mejor camino. Esperaremos su inmediata incorporación.

3 Una vez desplegados por el colegio realizamos el momento de decoración. Sirvió para confraternizar y dejar claras nuestras intenciones siempre artísticas.

4 Vivimos como apoteósico el momento literario de creación de un cadáver exquisito poético y su posterior ingesta.

5 La lectura de textos terroríficos, especialmente los de creación propia, se han convertido en un momento esencial en estos encuentros.

6 La dinámica de terror realizada en el centro nos parece digna de las mejores salas de Escape room. Sencillamente no la podemos perder. Nos identifica. La literatura es entre otras muchas cosas algo divertido.

7 Este grupo se siente orgulloso de haber acunado sus sueños literarios en el interior de nuestro colegio; el posterior desayuno sirvió para seguir soñando, para seguir viviendo.

8 Seguiremos escribiéndonos, seguiremos.