Del 28 al 31 de octubre, antesala de la celebración de Todos los Santos, los alumnos de 4º de Primaria a 4º de ESO vivieron una sobrecogedora  experiencia en torno a la literatura de terror. La  oscuridad, sólo traicionada por una tenue luz de velas, y una disonante armonización de sintetizadores tejieron una delirante telaraña que atrapó  al alumnado rendido desde el primer momento a los encantos del excepcional maestro de ceremonias: David Zabaleta. La profesionalidad forjada en el arte dramático se dejó ver en la entonación, articulación,  dominio del silencio y de los efectos sonoros de la lectura de una adaptación de “El gato negro” de los Cuentos de Poe. Después le tocó el turno a indagar en la compleja personalidad de los escritores, centrándonos en el podio actual del terror con Stephen King a través de un “draw my life”. Tras averiguar el qué es una “creepypasta” les tocó el turno a unos entregados estudiantes en grupos cooperativos: unos desarrollaron personajes, otros ambientaron escenarios y  los terceros construyeron la trama. Los relatos resultantes fueron sorprendentemente buenos, teniendo en cuenta el poco tiempo que habían tenido para elaborarlos. No nos confundamos, no hicieron falta pócimas secretas, un tema que no le deja a ninguno indiferente, un dinamizador con el que conectan automáticamente y, sobre todo, el premio de hacer realidad su historia en un “draw my life”. Como le ocurriera al doctor Frankenstein con su monstruosa criatura, la máxima aspiración de cualquier escritor es ver cómo su ensueño literario cobra vida.