El Hermano Adolfo nació en Cella (Teruel) el 8 de noviembre de 1894. En el bautismo recibió el nombre de Leonardo. Obtenido en Teruel el título de Maestro Nacional en la Escuela Normal de Magisterio, ejerció su labor docente en Zaragoza a donde se había trasladado en setiembre de 1920. Se estrenó como educador en el colegio San Felipe que ocupaba el palacio de los Condes de Argillo (hoy museo de Pablo Gargallo) adosado a la parroquia de los Santos Felipe y Santiago, el Menor, apóstoles.

Sintió la llamada de Dios a la vida religiosa y siguiendo el consejo de las personas a quienes consultó ingresó en el Noviciado que los Hermanos de la Salle tenían en Irún. Al tomar el Hábito religioso de Hermano, cambió su nombre de pila, Leonardo, por el de religioso Hno.


 

Junián Adolfo , siendo Adolfo el nombre con el que se le conoció durante su vida. Tras el año de Noviciado y otro más de estudios religiosos en Talance, Francia, cerca de Burdeos, volvió a Zaragoza, donde permaneció, salvo un año en Beasain (Guipúzcoa), hasta su muerte, entregado a la educación humana y cristiana de los niños y jóvenes durante más de medio siglo, por lo que mereció el título de el apóstol de Montemolín.

Falleció el 14 de marzo de 1976 en Zaragoza. La fama de hombre de fe, religioso observante, caritativo y santo le acompañó toda su vida y creció después de su muerte. Ello motivó la apertura del Proceso diocesano para su Canonización. Terminado dicho Proceso diocesano sus Actas fueron enviadas en 1991 a Roma a la Congregación para las Causas de los Santos, donde se abrió el Proceso correspondiente.

El día 17 de diciembre de 2015, el Papa Francisco autorizó a esta Congregación la promulgación de un decreto en el que se reconocen las virtudes heróicas del Hermano Adolfo. Con este reconocimiento, la Iglesia lo incluye en la lista de Venerables

En Zaragoza, en el Colegio La Salle Montemolín, José Galiay 11, reside la Vicepostulación de la Causa dependiente del Postulador General de los Hermanos, residente en Roma, C.P. 9099 (Aurelio)/00100 Roma, Italia.
El Hno. Adolfo fue enterrado en el cementerio que los Hermanos tienen en el Santuario de Ntra Sra de la Estrella, en el que permaneció hasta el 14 de junio de 1980 en que sus restos fueron trasladados a Zaragoza. Hoy reposan en la capilla del Colegio La Salle Montemolín, donde se pueden visitar durante el horario escolar : 9 a 12.30 h. y 15 a 17.30 h.

Durante el año se recuerda al Hermano Adolfo con la celebración de la Eucaristía a las 12.00 h. el domingo más próximo a las circunstancias más especiales de su vida: Nacimiento, 8 – XI – 1894, Muerte: 14 – III – 1976 y Traslado de sus restos: 14 – VI – 1980.

Los alumnos le recuerdan los miércoles de las semanas del curso escolar con una eucaristía.

En la Vicepostulación de la Causa en Zaragoza se encuentran a disposición de quien esté interesado por conocer la personalidad del Hno. Adolfo:

  • Su biografía “El Hermano Adolfo o la transparencia de Dios”, escrita por el Hno. Saturnino Gallego. Su precio es de 10 €, más gastos de envío si es por correo.
  • El folleto “Pensamientos del Hno. Adolfo”. Es gratuito salvo si el envío es por correo.
  • El folleto “El Hermano Adolfo. Centenario 1894 – 1994”. Está editado en español, francés e inglés. Es gratuito, salvo si el envío es por correo.
  • Estampas tamaño bolsillo con la oración para pedir al Señor la Canonización del Siervo de Dios Hno. Adolfo.
  • Hoja tamaño bolsillo o cuartilla con la novena al Hno. Adolfo.
  • Hoja, tamaño cuartilla, Vía crucis del Hno. Adolfo.
  • Diversas tarjetas postales con su efigie.
  • Pisapapeles en alabastro y poliéster al precio de 6 €, más gastos de envío.
  • Llaveros al precio de 1 €.
  • Boletines Informativos.

Correo electrónico: hno.adolfo@lasalle.es