«Del Aula al Máster» UNIZAR

Ir a la Universidad de Zaragoza fue toda una experiencia, además nunca hubiera imaginado que sería para impartir yo una charla. Ya había visitado alguna vez la ciudad universitaria pero con otros propósitos.

A pesar de que estaba muy nerviosa, y a la hora de exponer estaba temblando como un flan, lo disfruté mucho, porque me encantó ver cómo los alumnos y profesores de máster se asombraban al ver la dificultad del proyecto que habíamos hecho. Nos hicieron preguntas y comentarios que nos ayudaron para aprender nosotros de ellos y viceversa.

En resumen, doy las gracias por la oportunidad que he tenido porque además del aprendizaje que me llevo de hablar en público delante de gente adulta me llevo el haber conocido la universidad en la que me imaginé a mí misma allí dentro de unos años lo que me pareció algo muy bonito.

Isabel Navalpotro y Naya Castrillo