Excusa para regresar a casa….con Sergio Royo

La lectura de un cuento, Las hojas de los cuadernos, incluido en el volumen «Y de repente esta lluvia», sirvió como «excusa» para que el escritor y antiguo alumno Sergio Royo visitara a los alumnos y alumnas de Segundo de la ESO para hablar de literatura. Decimos «excusa» porque la literatura es eso: buscar «excusas» para hablar de la vida y sacar todo eso que llevamos dentro y no sabemos demasiado bien hacia dónde va. De eso hemos hablado, de inquietudes artísticas e identificación, de cómo una hoja arrancada (sí, al alumno le arrancan una hoja en su clase en el relato), puede servir para desatar una tormenta interior en el personaje, y de cómo todos nos podemos ver identificados en los sentimientos de vergüenza y tristeza que experimenta el protagonista. Todos hemos sido niños con las hojas arrancadas, pero también hemos sido, y esto es importante, alumnos y alumnas que debaten con acierto sobre la ficción y los mecanismos que esta desata para sobrellevar la vida, para aderezarla con pasión y saber ser, si es que todavía se puede, un poco mejores.
Un encuentro para la esperanza en esta ilusión compartida de forjar futuros lectores y lectoras, y, por qué no, futuros autores y autoras, pues nos consta que Sergio se ha llevado consigo algunos textos para leerlos en casa. Un encuentro inspirador.

No sabremos si detrás de estas líneas está Sergio, el propio autor, pero sí sabemos, a modo de anécdota, que se ha llevado de regalo un libro llamado «Trayéndolo todo de regreso a casa», de Patricio Pron, en lo que él considera —y considerará siempre— su regreso a casa.