Sí, has leído bien, y no se trata de una errata. Los Justicieros se reunieron el martes 23 con la única consigna de llevar la tarjeta de transporte y dejarse llevar por Edmundo Dantés, Rosalía de Castro y el Capitán Alatriste para ir a una cita muy especial. No quedaron defraudados, ni por el trato dispensado por Karol y Bea, ni por el acogedor ambiente de este mágico lugar que aúna  libros, con atención especial a la literatura juvenil, una recoleta sala de estar donde se pueden degustar tés y cafés (nosotros saboreamos una merienda) y un espacio para juegos, puzles  y otras curiosidades en torno al libro. Las librotecarias, aparte de explicarnos la singularidad de este espacio y las originales actividades que organizan,  prepararon una dinámica muy creativa: se trataba de imaginar en qué podía consistir la trama de un libro teniendo como única pista su portada. De este modo disfrutamos viendo cómo nuestros lectores confesos se las ingeniaban para ligar la fantasía dentro de un encuadre lógico para, después, contrastarlo con la lectura de la sinopsis. Así, también pudimos conocer cuáles son algunas de las novedades de este género en auge.  Además, conocieron en qué consistiría nuestra próxima misión…